Nuestra empresa - Historia y tradición de nuestra compañía

Información corporativa

A mediados de los 70´s dos jóvenes hermanos, Roberto y Rolando Trappa, decidieron incursionar en el transporte de pasajeros. Los primeros pasos de esta historia se dieron entonces dentro del conurbano bonaerense trasladando a operarios de fábricas y estudiantes, con un ómnibus como primer colectivo de una próspera flota automotor en constante crecimiento desde entonces. Solo el tesón, sacrificio y austeridad permitieron plasmar las ideas originales en un trabajo con visión de futuro y guiado por la vocación de ejercer un servicio por y para personas. Al transporte de corta distancia le sucedió luego por decantación la posibilidad de llevar pasajeros en largas distancias bajo la modalidad de chartersespeciales. Requeridos por Agencias de Turismo, estos viajes trasladaron pasajeros a diferentes puntos de interés turístico, nacionales e internacionales. Por esta razón entre los 80´s y 90´s se incorporaron vehículos más grandes y adecuados para extensos trayectos.

Durante el período 85/90 el destino principal fue la ciudad de San Carlos de Bariloche (aunque también Puerto Iguazú), esto demandó un tráfico cada vez mayor de unidades y por esta razón se estableció en Bariloche una base de operaciones para la asistencia técnica/operativa de los vehículos y para la atención de los usuarios. Nació así Vía Bariloche SRL, y a partir de entonces generó importantes fuentes de trabajo tanto en Buenos Aires como en las provincias del sur. A finales del año 1990 y con el permiso ya vigente del Gobierno de Río Negro para el transporte de pasajeros, Vía Bariloche fue habilitada como Empresa de Viajes y Turismo. Con estas dos licencias la empresa se brindó al habitante patagónico un servicio de traslado seguro, con material rodante idóneo y personal de conducción y auxiliares de abordo profesionales.

La desregulación del transporte en 1992 permitió que Via Bariloche obtuviera la primera autorización oficial otorgada por la Secretaría de Transportes de la Nación para operar una nueva modalidad denominada Servicio Ejecutivo, la empresa se ligó así oficialmente a una actividad hasta entonces monopolizada por grandes operadores. El Servicio Ejecutivo fue prestado con vehículos especialmente construidos, entre sus principales características resaltaban el alto nivel de confort en las butacas y una tecnología mecánica de avanzada. Los nuevos “Coches Cama” contaron a bordo con una atención similar a la brindada en el servicio aéreo-comercial y unieron diariamente las localidades de Buenos Aires, Neuquén, Bariloche, San Martin de los Andes, Posadas y Puerto Iguazú; de apoco se llegaría a mas localidades de Misiones, Río Negro y Chubut.

Al año siguiente, Vía Bariloche obtuvo los permisos correspondientes para atender los servicios públicos provinciales Bariloche-El Bolsón y nacionales Bariloche-Esquel, respectivamente, y se agregó como leal competidor a un mercado que ya contaba con otros colegas asentados en la zona desde décadas anteriores. Los nuevos permisos demandaron, tanto, unidades aptas y equipadas para transitar los típicos caminos de montaña, como personal de la región preparado para la conducción. En años subsiguientes los organismos oficiales autorizaron a Via Bariloche para explotar nuevas trazas.

En definitiva cada nuevo integrante de la Empresa, de cualquier puesto, ingresa sabiendo que su trabajo debe ajustarse a la alta calidad de servicio que se le brinda al público usuario de gran parte del país, sujeto a mejoras continuas tanto en lo inherente a parque móvil como infraestructura comercial, instalaciones fijas y logística.

Misión: liderar el transporte de pasajeros terrestres de mediana y larga distancia, asegurando eficiencia, y fundamentalmente un servicio de excelencia y exclusividad, para que cada uno de nuestros clientes se sienta "como en casa".

Visión: ser una empresa eficiente con altos estandares de calidad y seguridad.

Objetivos: satisfacer a nuestro cliente mediante un amplio abanico de servicios, para que quienes nos eligen, lo hagan porque saben que trabajamos en pos de un viaje seguro y confortable.

Políticas:

* Mantener una flota renovada.

* Implementar nuevas tecnologías para optimizar nuestras prestaciones.

* Valorar nuestro capital humano, protegerlo y capacitarlo.

* Contribuir al desarrollo de las regiones por las que transitamos.

* Operar en un marco ético y responsable.


<